HOUR OF PENANCE
BANDA: HOUR OF PENANCE (ita)
TITULO: Sedition
FORMATO/AÑO: CD 2012
SELLO: Prosthetic Records
CALIFICACIÓN: 9
AUTOR: Pedro Ingelmo (03/2012)
Visitas: 464 desde 31.03.2012
 
No sé por cuántos discos habrán firmado HOUR OF PENANCE con Prosthetic Records, pero tiene toda la pinta de que esto sigue el patrón de "cada dos discos discográfica nueva y cambio de estilo". Tampoco han cambiado tantísimo, es sólo que sus dos discos con Unique Leader siguieron una senda completamente distinta a los dos primeros con Xtreem Music, y ahora este quinto álbum vuelve a buscar derroteros nuevos. O han decidido juntar los dos estilos de ambas épocas y tratar de sacar lo mejor de ambas. Eso que ganan, porque la etapa en UL fue de una pobreza musical soberana, mucha ultrabrutalidad, mucho ser los emperadores del blast estratosférico, pero poquito de personalidad, menos de imaginación y nada de variedad. Si bien "Paradogma" daría tímidas muestras de apertura, "The vile conception" era un álbum insufrible en su monotonía, aunque muy disfrutable en su extremismo. La ultravelocidad sin variación es una forma de extremismo, sí, igual que lo es la ultralentitud del Doom o la ultrarepetición del Drone, por definición cualquier cosa llevada al límite lo es, pero el riesgo de monotonía siempre está ahí. HOUR OF PENANCE parecen haber querido recuperar ahora el portentoso equilibrio entre extremismo y creatividad que llevaron a su cima en "Pageantry for martyrs" del 2005.

Sigue la emulación de BEHEMOTH -los primeros compases de "Enlightened submission" ya lo dejan claro y temas como "Ascension" lo confirman-, sigue la libre recreación de HATE ETERNAL (otros maestros de la monotonía que han acabado por reinventarse y han logrado además superar toda expectativa imaginable), y de la fusión de ambas tendencias sale un producto muy bien elaborado y rematado. Esta vez hay espacio para todo, la técnica, la velocidad y la variación rítmica. Hay riffs moderadamente sencillos que se quedan sin problema en la cabeza ("Decimate the ancestry of the only god", "Deprave to redeem", etc.), parones para que la batería marque la entrada de una nueva parte, melodías solistas que se elevan sobre la despiadada base rítmica ("The cannibal gods", entre otros muchos), cambios de ritmo constantes, partes pesadas (la citada "Ascension" es particularmente llamativa), solos chirriantes... Es evidente que han querido dar un giro a su estilo y el resultado es para descubrirse: este álbum es el fruto depurado de toda una carrera, el estadio final de un largo aprendizaje y una demostración mayúscula de sabiduría en un momento en que aún no han perdido ni una milésima de brutalidad. HOUR OF PENANCE a pleno rendimiento de nuevo. Poco importa si es consecuencia de una decisión premeditada, si la espontaneidad que parecen demostrar es real o no, el caso es que el disco es tremendo. Eso sí, sería mucho mejor si hubieran logrado sonar personales y no "recordar" tanto a grupos consagrados. Lo hicieron en sus comienzos y podrían volver a hacerlo, y sería la única forma de que ellos mismos estuvieran en situación de llegar a ser un grupo consagrado.


 
www.xtreemmusic.com